miércoles, 21 de marzo de 2012

Tiempo vs. Shibari

A menudo hablo con gente que ve mis fotos y me pregunta acerca de cuanto tiempo se tarda en hacer una atadura. Imagino que a todos los atadores les habrán realizado la misma pregunta en más de una ocasión. Intuyo también que igual hay muchas respuestas: "depende de la complejidad del amarre"," depende de cuantas cuerdas uses", "unos cuantos minutos", "depende del tiempo que tengas"... Respuestas muy válidas, desde luego.

Pero, ¿Cómo vivimos los amantes del Shibari eso del tiempo? Por lo pronto, solo puedo hablar por mí. Así que solo dare mi punto de vista, pero invito a todos los amantes del Shibari a que me cuenten su opinión.

En mi caso, ante la pregunta de cuanto se tarda en hacer un amarre, ¿qué más da? si el momento en el que estas atando a una persona estimulándola con el roce de cada paso de cuerda, acariciándola con ellas, notando sus reacciones, notando ella las tuyas, usando cuerda tras cuerda hasta perder la cuenta...es una pasada. Si mientras mas tardo más disfruto... Si a mi me dice una amiga que tiene el día libre y que lo quiere dedicar por entero a ser atada... los ojos me hacen chiribitas. Por eso mi respuesta a esa pregunta es: lo máximo posible.


Gracias A. Por todo, ya sabes...

Opinar con respeto es gratis. Para ofender hay que pagar peaje.

Buenas tardes.












1 comentario:

  1. En mi caso el tiempo que tardo depende de lo que quiera conseguir a la hora de atar. También influye en qué temperamento me encuentro en ese momento y por supuesto qué emociones quiero transmitir.

    Es decir, para mi, factores como el tiempo de que se dispone o la complejidad de la atadura no son elementos que me influencien para elegir una determinada manera de atar. Por ejemplo, si la atadura es laboriosa, escoger atar rápido para finalizarla cuanto antes, o al revés, hacerlo lento para hacer sentir cada pase de cuerda. O si se dispone de poco tiempo hacer las cosas cuanto más rápido mejor. Para mi la elección de una manera u otra de atar, la decido (o intento que así sea) en el mismo momento en que cojo una cuerda y siento a la otra persona.

    Cierto es que a veces esto me resulta difícil ya que muchas veces tengo ideas prefijadas sobre lo que quiero hacer, o vengo unos días pensando en alguna cosa que quiero probar...pero cuando realmente consigo que salga de las tripas...el factor tiempo es algo que desaparece y no tiene sentido pensar en él...¡cuando quites la última cuerda igual ya es el día siguiente! :D

    Un abrazo

    Spansul

    ResponderEliminar